Hackearon 73.000 cámaras web en 125 países

 

camaras

El sitio ruso www.insecam.com subió a la web el stream de cámaras web de todo el mundo. El hecho fue descubierto y denunciado por la Oficina del Comisionado de Información del Reino Unido (ICO, según sus siglas en inglés). Se trata de cámaras conectadas a internet y que tienen una contraseña débil.

 

Las cámaras hackeadas son del público general, de negocios y circuitos cerrados, y las imágenes que se observan son escenas comunes de la vida cotidiana de las personas.

 

Según los administradores del sitio, el objetivo de su construcción y de la acción llevada a cabo fue demostrar la importancia de las configuraciones de privacidad, es decir, lo fácil que es tener acceso remoto a una terminal.

 

La mayoría de las cámaras hackeadas son de Estados Unidos, Francia, Holanda y Japón. En Latinoamérica se hackearon 350 cámaras colombianas, 291 brasileñas y 235 argentinas. En Chile, las imágenes procedentes de más de 100 cámaras fueron subidas al sitio ruso.

 

Según los especialistas en seguridad informática, esta posibilidad de hackear un dispositivo de manera remota no es algo nuevo. Lo importante, explican, es tomar los recaudos necesarios, además de protegerse mediante firewalls, que son sistemas diseñados para bloquear accesos no autorizados.

hack

Enrique Chaparro, presidente de la fundación Vía Libre, de Argentina, aseguró que es importante tomar conciencia del peligro al que nos enfrentamos al dejar una cámara conectada a Internet solamente con un nombre de usuario y la contraseña por defecto. Lo comparó al hecho de escribir con aerosol en la puerta de nuestra casa “Señores ladrones: las llaves están bajo la maceta roja”, y es un ejemplo bien claro. Señaló también que falta conciencia crítica sobre la tecnología en el público y que esto es responsabilidad de los medios de comunicación. Remarcó que en este tipo de asuntos es importante prevenir, ya que la ley puede resolver el problema solo parcialmente y una vez que ya ocurrió.

 

El hecho es que a cualquier dispositivo conectado a Internet que no siga estrictamente las normas de seguridad puede ser vulnerado con no mucho esfuerzo, no solo las cámaras. Sobre todo porque, en general, los usuarios olvidan, o no saben cómo configurar esos datos.

 

La compañía de seguridad rusa, Kaspersky Lab, recomendó que los usuarios que cuenten con cámaras conectadas a la red, incluyendo cámaras IP, cambien sus contraseñas. Otra medida de seguridad que sugieren es entrar a Internet a través de puntos seguros evitando las redes públicas como las de un café, por ejemplo. También se deben evaluar atentamente los permisos que una aplicación móvil pide al momento de instalarla.

 

Realmente, si el objetivo de la página era poner en foco los problemas de inseguridad informática, lo logró con creces. El revuelo internacional que armó con esta especie de Gran Hermano a escala global está siendo replicada por los medios de todo el mundo y ya es causa de negociaciones diplomáticas. Parece ser que lo que más llama la atención es que las víctimas no son famosos, sino que son gente común, ahora cualquiera puede ser damnificado por la exposición de su vida privada ante los ojos de 3.000 millones de personas. Las imágenes lo muestran: una bicicleta solitaria en un garage, la vita de una acera desde la casa, una panadería y su normal funcionamiento, un bebé durmiendo en una cuna.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *