Cómo manejar tu dinero de forma eficiente

A menudo parece que el dinero se escapa como arena del puño, llegas a fin de mes arañando los últimos centavos, o peor, con deudas misteriosas cuyo origen desconoces, te preguntas qué es lo que sucedió con tu salario, y por más memoria que intentes hacer, no das con la respuesta.

finanzas
En este post encontrarás algunos simples consejos que puedes implementar para que la falta de efectivo no te tome por sorpresa y puedas poner en orden tus finanzas.

 
• Una de las primeras medidas que debes adoptar es llevar un finanzas1registro detallado de los gastos que realices. Puedes destinar un cuaderno a ese propósito o implementar una planilla de cálculo, y allí registrar todas las transacciones (no importa el monto): ingresos cuando cobres tu salario y egresos cuando hagas compras o pagues servicios. De esta manera, con unas pocas columnas con títulos como fecha, concepto, ingreso, egreso, total (también puedes hacer una personalizada a medida de tus necesidades), en cualquier momento del mes podrás evaluar el estado de tus finanzas y cuáles fueron tus gastos. Implementar este tipo de planillas es también la mejor forma de tomar decisiones informadas a futuro, en base a registros de datos históricos.

 
• Arma un presupuesto: debes prever cuáles serán tus gastos presupuestoprimordiales. Renta, servicios, seguros, comida, transporte y todos aquellos pagos que sean inevitables en tu vida, esos que hacen a tu supervivencia. Una vez que establezcas tus prioridades, podrás destinar cantidades estimadas a otros rubros, como entretenimiento, vestimenta y otros que pueden variar según tus preferencias. Lo importante es prever a dónde irá el dinero y esto, como en cualquier otro aspecto de la vida, lo logramos por medio de una planificación efectiva y ordenada.

 
• El presupuesto que realices lo debes desdoblar en dos: uno para el corto plazo y otro para el largo plazo. El presupuesto de corto plazo será aquel que englobe el mes: los pagos básicos y aquellos gustos o compras chicas que quieras realizar. El presupuesto de largo plazo contemplará ahorros para el futuro o grandes compras que requieran mucha inversión.

 
• Debes preguntarte qué es lo que quieres hacer con tu dinero. No es cuestión de salir al shopping y gastar impulsivamente aquellos fondos que luego lamentarás haber dejado ir, salvo que eso sea lo que quieres hacer. Un ejemplo te iluminará al respecto: si quieres hacer un viaje soñado en tus vacaciones, debes concentrarte en ese objetivo, planear previamente cómo lo lograrás, es decir, cuánto puedes ahorrar por mes para poder pagar esas vacaciones; aunque también es posible que tu objetivo sea comprar impulsivamente en el shopping, en ese caso deberás destinar, dentro del presupuesto, la cantidad de fondos destinados a tal impulso.

 
Si puedes poner en práctica estos sencillos consejos, habrás dado un paso en la dirección de controlar tus gastos y tomar decisiones conscientes e informadas sobre tu economía y tus finanzas personales. Eso te traerá gran alivio, ya que de esta manera evitarás el estrés y la preocupación de padecer esos engorrosos problemas financieros.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *