Altas temperaturas y un infierno para los Santas

Santa Claus

Llega la navidad y con ella una atmósfera de amor y paz que nos alegra el fin de año y brinda renovadas esperanzas para este 2015 que se avecina. Además de los compradores de última hora, son los ‘santas’ los que se llevan la peor parte de estos calurosos días previos a la navidad.

Si bien las tradiciones navideñas son arbol de navidaddistintas en cada país, la base de esta fiesta se inspira en mitologías nórdicas y bacanales romanos. De ahí el pino adornado, la nieve simulada y el abrigado traje polar del viejo pascuero, como se lo conoce popularmente en chile a Santa Claus. De ahí también los tradicionales frutos secos y budines cubiertos de glaseados y frutas abrillantadas, cuando lo más lógico sería comer frutas frescas y jugos.

Por esta costumbre de festejar el rito sin adaptarlo a las temperaturas del hemisferio sur, los santas no la pasan muy bien. Los de los comercios que cuentan con aire acondicionado pueden salvarse de las altas temperaturas, pero los que trabajan en la calle sufren un intenso calor. Generalmente, pasan muchas horas parados, entregando folletos de promociones o publicitando un comercio, lo cual no es bueno porque salen várices en las piernas. Salvo los que están en villas polares armadas y decoradas dentro de comercios, los santas de la calle son propensos a tener arañitas en las piernas debido a la cantidad de horas que pasan de pie y luego se preguntarán cómo eliminar las várices o cómo mermar los síntomas de la insolación. Sin embargo, hay muchos que disfrutan el mensaje y la alegría que transmiten a grandes y chicos y no les importa el calor.

La navidad, que en nuestro imaginarioSaturnalia es un festejo tan anclado en nuestra cultura y religión, procede en realidad de la Saturnalia romana que rindiendo culto a Saturno, dios de la agricultura, festejaba el fin de la época de trabajo del campo junto con el solsticio de invierno. Algunos aspectos de la festividad están tomados de las fiestas nórdicas de Yule, como decorar con muérdago y cantar canciones navideñas.

Recién en el siglo III de nuestra era, cuando el emperador Constantino I firma el , se comienza a celebrar la navidad como nacimiento de Jesús, haciendo coincidir la fecha con la de las fiestas de Saturnalia ya que los romanos seguían festejando estos ritos paganos.

Es por esta historia que los santas de a pie están obligados a usar trajes de invierno en diciembre, cuando por estos lares ya es pleno verano.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *